Subscribe to newsletter
Blog

Érase una vez una niña que quería abrazar el sol. Así empezamos una nueva etapa. Una etapa en la que queremos seguir creciendo, soñando y jugando con nuestros sueños.

Porque nuestra historia es muy corta, pero nace de la ilusión, el trabajo, los encuentros y desencuentros de una familia. Sí, una familia, con todo lo que eso implica. Nuestro pulso es el de una empresa que tiene las prioridades en el corazón y eso hace que llevemos un ritmo distinto. Más humano, menos previsible.

Llegamos a la primavera con ganas del calor del sol, sabiendo que este nos dará impulso, nos dará el valor para continuar y nos llenará de magia para soñar. Soñar con algo imposible,… o tal vez no. Seguimos adelante para descubrirlo

Érase una vez una niña que quería abrazar el sol.

Queremos atrapar los sueños. Que duren. Abrazamos las cosas que envejecen, que se arrugan pero perduran. Por eso fabricamos en lino, en cashemere, en bambú,… y lo rodeamos de belleza con telas Liberty. Porque creemos en el valor de la herencia y en las cosas que se fabrican para durar.

Queremos atrapar los sueños.

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

X